Weather menorca

Clima

Menorca goza de un clima típicamente mediterráneo, con veranos secos y calurosos, e inviernos más húmedos y frescos. La temperatura media anual de la isla es de 18,11˚C, con una media mínima anual de 13,90˚C y una media máxima anual de 22,33˚C. La precipitación media anual de Menorca es de 650 mm, variando de un año a otro según las áreas. La isla disfruta de alrededor de 300 días de sol al año.

Menorca es la más septentrional de las Islas Baleares, por lo que el clima es un poco más fresco y más húmedo que sus homólogos del sur. Sin embargo, el elemento más característico es el viento. Al carecer de defensas orográficas, Menorca recibe de lleno los flujos del norte. La tramontana, seca y fría, predomina sobre el resto de los vientos. De ahí, que la isla de Menorca sea conocida como “la isla de los vientos”.

Menorca tiene espíritu libertario, como buena isla mediterránea. Siempre dispuesta a jugar con la rosa de los vientos y a recoger en sus brazos viajeros inquietos, sin pedir más pasaporte que el saber mecerse en la tramontana o en los vientos del sur.

A continuación, ofrecemos un análisis de los Vientos característicos del Mediterráneo occidental:

Los vientos siempre se denominan por la dirección de donde proceden, nunca hacia donde van y como sabemos en cada zona toman un nombre. ¡Veámoslos!

Tramuntana (Norte):

Viento que procede físicamente del Norte y etimológicamente del latín y significa más allá de las montañas.

La situación isobárica que origina el viento del norte en el golfo de León y el mar balear se caracteriza por la presencia de una borrasca en el norte de Italia.

Esta situación suele devenir de la evolución de un frente atlántico que se ondula al llegar a las aguas cálidas del Mediterráneo o de la evolución de una situación del NO en la que la borrasca principal se desplaza desde las islas británicas en el sentido NW- SE gracias a que el anticiclón de las Azores no tiene una cuña fuerte en la península. Usa el norte de los Pirineos y el sudoeste del Macizo Central (Francia) como zona de aceleración. Puede durar varios días con vientos muy seguidos con fuertes rachas. Cuando sopla este viento el cielo suele presentar un color azul intenso.

El descenso de la temperatura es notable y las peores condiciones para la navegación se dan en el golfo de León y norte del mar balear. En la costa, la zona del cabo de Creus es la que registra las rachas más intensas, que con frecuencia sobrepasan los 40 nudos.

Gregal (Noreste):

Su nombre, gregal, viene de los antiguos navegantes a vela catalanes y aragoneses que lo utilizaban en sus viajes a Grecia.

Se suele dar en primavera, verano y otoño, tanto como una evolución de una situación de tramontana como de levante. Esta considerado uno de los vientos característicos del archipiélago de las Islas Baleares, donde sopla frío y seco a causa de que procede del continente. En invierno se suele dar cuando el anticiclón de las Azores se alarga hacia las islas británicas y una borrasca se sitúa en la zona de Italia y los Balcanes; en esta situación se forma una corriente de aire frío continental que provoca las denominadas olas de frío que afectan preferentemente a la mitad este de la península. El aire es relativamente seco, por lo que genera pocas nubes y menos precipitaciones. Las situaciones suelen persistir unos 4 días de media y el viento, en estos casos, no suele sobrepasar los 20 nudos.

Llevant (Este):

Las situaciones de levante son las más peculiares meteorológicamente y de mayor trascendencia climática en la costa mediterránea de la península ibérica. Se dan cuando un anticiclón se centra en la zona de Francia o Alemania, más o menos oval, y una depresión se sitúa en el norte de África.

En función del recorrido del viento sobre el agua del mar el viento se carga más o menos de humedad, con sensibles variaciones en cuanto a las precipitaciones, que pueden llegar a ser muy fuertes si el viento llega húmedo y en las capas altas de la atmósfera hay aire frío.

Xaloc (Sudeste):

Es un viento del sudeste propio del Mediterráneo, que viene desde el Sáhara y llega a velocidades de huracán en el norte de África y el sur de Europa, de casi 40 nudos, normalmente sopla entre 25 y 35 nudos. Se produce generalmente durante el otoño y la primavera. Alcanza sus máximos en marzo y noviembre cuando es muy cálido. Al ser un viento cálido y húmedo hace que la temperatura durante la noche llegue a 30°C o más, mientras durante el día el termómetro puede llegar a marcar los 40°C.

Surge de una masa de aire tropical, seca y cálida que es atraída hacia el norte por células de bajas presiones que se mueven hacia el este cruzando el mar Mediterráneo, con el viento originándose en los desiertos del norte de África. El aire continental más seco y cálido se mezcla con el aire más fresco y húmedo del mar, y la circulación de las bajas presiones propulsa el aire mezclado hacia la cuenca mediterránea llegando hasta las costas del sur de Europa.

Normalmente lleva fina arena (polvo del Sáhara) y está asociado con las tormentas y fuertes lluvias. El xaloc o siroco causa condiciones secas a lo largo de la costa norteña de África, tormentas en el mar Mediterráneo y tiempo húmedo y frío en Europa. La duración del xaloc puede ser de tan sólo unas horas (10 o 16 horas) hasta llegar a durar varios días.

Migjorn (Sur):

El Migjorn, en la rosa de los vientos, es el viento que procede del sur.

En el ámbito de los Paises Catalanes, el migjorn no se considera bueno ni para la pesca ni para la navegación y debido a su poca presencia, frecuentemente es confundido con sus vecinos, xaloc y garbí.

Llebeig o Garbí (Suroeste):

El Garbí o Llebeig es el nombre que en el levante y sureste español se da al viento que sopla del suroeste. Por su procedencia, frecuentemente acude con arena y fino polvo en suspensión, procedente del desierto del Sáhara.

El llebeig se produce por el desplazamiento de borrascas en el Mediterráneo sur de oeste a este; este desplazamiento provoca el movimiento de masas de aire tropical, cálidas, secas y polvorientas desde el Sahara hasta el sureste de España.

Este viento es anticipado por la aparición de la calima en el horizonte hacia el sur. El color característico de dicha calima es provocado por la gran cantidad de polvo africano que acarrea. La aparición de este viento anuncia la llegada de la depresión que lo provoca, depresión que a veces conlleva tormentas y lluvia.

Ponent (Oeste):

En el Mediterráneo, las situaciones de poniente son poco frecuentes pero cuando se dan alteran sustancialmente las condiciones climáticas habituales originando temperaturas altas y un ambiente seco en casi todas las costas levantinas y del sur de Cataluña.

El poniente alcanza especial intensidad cuando hay varias borrascas consecutivas en el Atlántico entre las latitudes 40 y 50. En estos casos, las costas de la Comunidad Valenciana reciben el máximo calentamiento y sequedad del aire por el efecto Foehn, al descender de la Meseta a los llanos litorales, alcanzando humedades relativas muy bajas, del orden de 25% o, incluso, menos. Mientras que en las costas Baleares se origina fuerte oleaje. Esta situación se da sobretodo en primavera avanzada, verano y comienzos de otoño, e implica el ascenso de temperaturas y un ambiente seco.

Mestral (Noroeste):

La aparición del mestral casi siempre está vinculada a un flujo de norte o noroeste establecido sobre Francia que desciende bastante en latitud. Las particularidades orográficas (los Alpes, el Macizo Central francés y los Pirineos) intensifican y asientan el fenómeno.

El mestral y la tramontana pueden generar condiciones severas en el golfo de León, que se extienden hasta Cerdeña, normalmente sin afectar a las Baleares. No obstante, en invierno y en primavera el mestral puede generalizarse a casi toda la cuenca mediterránea occidental. El mestral y la tramontana son vientos violentos que alcanzan frecuentemente los 40 nudos, con ráfagas de hasta 60 nudos.

El mestral puede aparecer en cualquier temporada, pero la probabilidad es mayor en primavera, a causa de las descargas posfrontales frías potentes que atraviesa Francia y aportan aguaceros y aire frío de N a NW que desciende hasta las inmediaciones de la cuenca mediterránea.

El mestral es un ejemplo de viento catabático, viento frío y seco pues el aire se enfría sobre las montañas por la presencia de un sistema de alta presión en el noroeste europeo o de enfriamiento radiativo. El aire polar fluye así hacia las bajas presiones del Mediterráneo y al encontrarse con el relieve de los Pirineos, el Macizo Central francés y los Alpes, sufre entonces su velocidad un incremento debido al efecto túnel que se crea en el valle del Ródano.

Cuándo visitar Menorca

El verano es la mejor época para visitar la isla de Menorca, no obstante, asegúrese de reservar y planificar sus vacaciones con antelación, pues los meses de julio y agosto son los más demandados y, por consiguiente, los más concurridos. Si por el contrario, usted desea experimentar la más pura esencia de Menorca, resultan muy recomendables los meses de mayo, junio y septiembre, puesto que experimentan un clima fantástico y el paisaje y las playas están especialmente bellos.

Para saber más os recomendamos visitar el siguiente enlace: http://www.islandyachtsbroker.com/es/menorca/blog/que-ver-en-menorca-pueblos-de-menorca/247